logo de citabe

¿Qué es la medicina tradicional china?

    La medicina tradicional china o siniatría, dentro de la cual se encuentra la acupuntura, está constituida por dos facetas claramente diferenciadas:

  • La medicina preventiva, gracias a la cual se impide la aparición de la enfermedad, basada en una rigurosa higiene de vida, sobre todo en lo que respecta a la alimentación. Al mismo tiempo, se requería la presencia de forma regular del médico de cabecera, quien supervisaba la salud de los individuos. De esta manera, el médico cobraba sus honorarios por mantener sana a la población.
  • La medicina curativa, la menos apreciada por los chinos, ya que había que tratar la enfermedad cuando esta ya había aparecido. Si por alguna razón, el médico permitía que apareciese la enfermedad o se instalasen los síndromes mórbidos, éste debería remediarlo, dejando inmediatamente de cobrar sus honorarios e incluso corriendo con los gastos de curación. Para ello utilizaba tres métodos terapéuticos: los medicamentos(1), la acupuntura (2) y las moxas (3).

    Como hemos podido apreciar existe una clara diferencia entre el concepto tradicional de medicina china y la medicina occidental, ya que mientras en el primer caso el médico debe evitar la enfermedad, en el segundo el médico se limita a curar la enfermedad cuando ésta ya ha aparecido. En todo ello quizás haya una connotación de tipo económico, ya que los primeros viven gracias a una población sana, mientras que los segundos se benefician de una población enferma. En un antiguo libro de medicina china llamado Ta Tcheng, que data del siglo V a. de C. podemos leer la siguiente frase: «Tratar lo que aún no está enfermo es propio de un obrero superior», mientras que «el obrero mediocre sólo trata lo que está enfermo».

    Quizás en ello también exista una clara diferenciación en el concepto básico sobre enfermedad y salud. Mientras que en occidente, siguiendo los pasos de L. Pasteur, la medicina se esfuerza por localizar el agente causante de la enfermedad, en oriente se considera que lo importante «no es la invasión, sino la debilidad que llama a la invasión».

    La medicina tradicional china estudia al hombre globalmente, como un sistema abierto en equilibrio dinámico con el medio que le rodea y del cual depende. De ahí la importancia que dieron los médicos chinos tanto a los fenómenos meteorológicos como cósmicos. Nada más alejado de la creciente tendencia a la superespecialización de la medicina occidental, que presente crear auténticos «virtuosos» en cada una de las piezas del rompecabezas que supone la fragmentación anatómica del individuo. En palabras de Huxley, la medicina moderna dispone de «maravillosos antibióticos, pero ca¬rece de métodos para aumentar la resistencia de los individuos y evitar el uso de los mismos. Se realizan fantásticas operaciones, pero cuando se trata de enseñar a la gente como vivir sin ser partida por la mitad, absolutamente nada. Y lo mismo con todo lo demás. Muy buena para remendarle a uno cuando ha empezado a desmoronarse, pero pésima para mantenerlo sano.»

Notas:
  1. Según el cónsul Dabry, en China «todo aquello que vuela por los aires, que nada por las aguas, que corre por la tierra o en el seno de la misma, ha sido estudiado por ellos con fines terapéuticos. Desde tiempos remotos han utilizado en sus remedios el carbonato de sodio, el sul¬fato de sodio, el sulfato de hierro, el minio, el acetato de cobre, el carbonato calcio, el sulfuro de cobre, el cina¬brio, el bórax, el alumbre, la mica, el azufre, y un sin fin de sustancias más con las cuales curaban enfermedades tales como la sarna, conocida desde hace más de 4000 años con el nombre de Tchong-kiai (palabra que significa "pústulas forma¬das por un gusano"). Así mismo, utilizaban el arsénico para combatir las fiebres intermitentes rebeldes; el mercurio para expulsar de la sangre el virus sifilítico.»

  2. La rama principal de la medicina china, consistentes en introducir finas agujas en puntos muy preci¬sos de la superficie cutánea con el fin de equilibrar la energía perturbada del paciente y recobrar, de esta manera, la salud.

  3. Consistentes en pequeños conos de Artemisa Sinensis que, colocados sobre una sustancia aislante (como sal o una rodaja de ajo) se quemaban lentamente sobre la superficie cutánea. Frecuentemente estas moxas producían ignipunturas, es decir ligeras quemaduras cutáneas, por lo que en la actualidad sue¬len utilizarse cigarros de Artemisa que se acercan ligera¬mente a la piel, evitando la quemadura de la misma.

¿Donde estudiar acupuntura con nosotros?

Para el próximo curso 2017-2018 comenzaremos nuevos cursos de Medicina Tradicional China en Reus y en Cambrils. Para mñas información podeis enviar un correo a citabe@gmail.com

¿Por qué estudiar acupuntura con nosotr.os?

En CITABE llevamos más de treinta años impartiendo cursos de acupuntura y medicina tradicional china en general. Nuestro programa es uno de los más completos que existen en la actualidad.

Consultar el programa del curso de medicina tradicional china

Si deseas una información personalizada sobre nuestros cursos puedes rellenar este formulario.    imágen de más